Running: 15 datos para correr de noche

Correr de noche en la ciudad

En la actualidad ya es una costumbre correr de noche – Foto: Cortesía de Kaique Rocha

En los distintos países de América ya se ha vuelto una costumbre entrenar o correr de noche. Esto en muchas ocasiones, debido a que la mayoría de los corredores o runners, pertenecen a la rama de los llamados corredores populares, así como la preparación de algunos deportistas para sus competencias internacionales de running

Jean P. Contreras D.@jpcdweb

Para nada es lo mismo entrenar de día donde por lo general hay muy buena iluminación. Entrenar de noche, la cosa es muy distinta.

Por ello, acá te damos estos 15 datos:

— La vestimenta es casi la misma que la usada durante el día, solo que, dependiendo de la locación, el frío podría afectar nuestra temperatura corporal y por ende, el rendimiento. Para esos casos, debemos contar con indumentaria especial para el frío o simplemente cubrirnos lo más posible.

— Es muy importante utilizar vestimenta de colores claros o muy llamativos. Hay prendas que tienen reflectores. También, hay chalecos que se podrían utilizar. Como aquellos que llevan algunos ciclistas.

— Si entrenamos en lugares con poca iluminación, como parques, plazas, calle, entre otros, es vital que la indumentaria cuente con reflectores de luz.

— Si la noche está muy fresca o fría, igual se debe realizar un calentamiento antes de entrenar con todo.

— Una linterna frontal en muchos casos es vital para ver el camino y no lesionarnos o que los demás nos puedan visualizar. En especial, los conductores.

— Hay luces intermitentes también son vitales pues el parpadeo de estas (o en su modalidad de luz fija) les indica a los demás que hay un corredor en la zona. Algunas te la puedes colocar en el brazo, en el bolso, etcétera.

— Hay que tener mucho cuidado con la ruta, camino, pista o donde estemos entrenando ya que si hay desniveles, huecos, cráteres, barro, agua, etcétera, por la escasa luz podríamos tropezarnos, caernos, lesionarnos, golpearnos con algún compañero u otro corredor.

— Correr de noche no necesariamente implica deshidratarnos menos. Igual, hay que hidratarse al ingerir líquidos antes, durante y después del entrenamiento.

— En clima fresco o frío una vez culminado el entrenamiento nuestra temperatura podría descender en cuestión de segundos o minutos: Lo recomendable, sería mantenernos abrigados.

— Sería bueno, comer algo ligero como máximo media hora antes de entrenar. Aunque depende mucho de la dieta o resistencia de cada quien.

— Luego de unos 15 o 30 minutos de haber entrenado, también es vital ingerir algo tipo de alimento. Preferiblemente una fruta, galleta o comida rica en fibra.

— Debido a la inseguridad de algunas ciudades, es vital entrenar acompañados, o que alguna persona esté al tanto de tu entrenamiento y ubicación.

— Los delincuentes no son el único peligro. También existen conductores malintencionados o bajo los efectos de ciertas drogas. Así como la existencia de perros (callejeros o no) dispuestos a morder, interrumpir, atravesarse, etc.

— Es de vital importancia cuando se corra en calles evitar hacerlo por el medio (salvo que haya mucha iluminación o poco tránsito vehicular). Lo idóneo y más seguro, es correr en las aceras o a los bordes del camino.

— Lo mejor es correr en sentido contrario a los vehículos. Claro, siempre y cuando esto sea posible.

Esperamos, que estos tips te sean de mucha ayuda.

Este artículo originalmente fue redactado en febrero de 2014 y editado en octubre de 2023.

Jean P. Contreras D.

Profesional de la comunicación social, el mercadeo, el periodismo, la imagen y las redes sociales. Apasionado por el grafismo, la infografía, la tecnología y los videos.

Colaborando desde el año 2011.

View All Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fapjunk