Carlos Lavado gozó del calor de Ospedaletti

Carlos Lavado gozó del calor de Ospedaletti

El venezolano Carlos Alberto Lavado Jones participó el pasado fin de semana en la séptima edición del evento clásico de motos en el balneario de Ospedaletti – próximo a San Remo, en la costa noroccidental de Italia -, trazado urbano que se empleó en los campeonatos locales y en carreras internacionales de los años 50 y 60, encuentro en el que volvió a compartir con figuras legendarias como los anfitriones Giacomo Agostini, Marco Lucchinelli y Gianfranco Bonera, el alemán Dieter Braun y el argentino Benedicto “Chiche” Caldarella, entre otros.

Octavio Estrada (Octanopedia/@octano66).-

El caraqueño se mostró muy contento por lo bien que la pasó en el evento desarrollado en la turística localidad enclavada en la región de Liguria, cita que forma parte de una serie de presentaciones que tiene contempladas en distintos escenarios europeos, favorecido por el levantamiento de las restricciones derivadas de la pandemia.

Carlos Lavado quedó sorprendido por las características del trazado de Ospedaletti, al que calificó de «una locura» por los peligros que entonces debían encarar los pilotos, si bien era habitual que las pistas de la época fuesen así, delimitadas por aceras, postes, muros y demás elementos urbanos.

«Di unas vueltas el domingo en Ospedaletti – contó Carlos Lavado -, un circuito donde se hicieron carreras internacionales y del campeonato italiano. La primera vez que fui estaba con Pier Paolo Bianchi (campeón mundial e italiano), y le dije que eran unos locos al haber corrido allí, y me dijo: bueno amigo mío, cuando yo empecé a correr las pistas permanentes no existían, si querías ser corredor tenías que hacerlo en la calle así… Definitivamente los pilotos antiguos tenían dos buenas ‘orejas’, para no decir otras palabras… Nos divertimos, dimos unas vueltas, bastante público, la gente se divierte, muchas firmas de autógrafos. Junto a los grandes campeones contándonos cosas y anécdotas del pasado, de lo que hacíamos, de lo que no se hacía, hablando del presente también».

El vencedor de 19 grandes premios en las clases 250 y 350cc se refirió también a la costosa desconcentración del español Aleix Espargaró el pasado fin de semana en Barcelona que le costó el podio frente a su público y 9 valiosos puntos en la lucha por el título de MotoGP, al indicar que al parecer «ahora los pilotos no se fijan si bajan o no la bandera a cuadros…».

Lavado, protagonista habitual e indiscutido de estas reuniones que congregan a miles de aficionados amantes de las motos clásicas y de carreras, participará este fin de semana en la misma Costa Azul, pero en este caso en territorio de Francia, junto a su Yamaha 250cc oficial del team Venemotos con la que se consagró campeón mundial en 1986, esta vez en circuito permanente de Paul Ricard, trazado en el que supo triunfar en esa triunfal campaña que le otorgó su segunda diadema mundialista.

Suscríbete a nuestro boletín y mantente al día con la información deportiva:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.