En la unión estuvo la fuerza

En la unión estuvo la fuerza
Foto: Samir Aponte

José Luis López/José Ángel Rodríguez | Prensa LVBP

Caracas.- Navegantes del Magallanes celebra su título número 13 en la LVBP. Un logro que significó valor y esfuerzo para dejar en el camino a Caribes de Anzoátegui, cuya alineación estaba plagada de bateadores con experiencia de Grandes Ligas.

Pero Magallanes preparó un antídoto. Y bajo la batuta de Wilfredo Romero, Mánager del Año, salió a hacer su trabajo. Con la hermandad de una familia y con la orden de divertirse sobre el terreno y ejecutar bien el papel asignado a cada uno de los miembros del club.

Seguidamente, recogemos las voces de los campeones, en declaraciones entregadas a Simple TV y a LVBP.com. Es el clamor general el acudir a ganar la Serie del Caribe que comienza el viernes en Santo Domingo:

  • Cade Gotta, el Jugador Más Valioso. “Estoy muy contento. Mi corazón latió muy fuerte estas cuatro horas que duró el encuentro. Me encanta jugar aquí. Hay mucha adrenalina. Muy feliz porque mi coach de bateo Robert Pérez me entregó el premio de Jugador Más Valioso que lleva su nombre. Ahora a ganar la Serie del Caribe”.
  • Pablo Sandoval, el sobreviviente del último título de los Navegantes. El Panda declaró con voz quebrada y con lágrimas sobre su rostro: Esto significa mucho. para mí. Esta era mi meta. Jugamos para divertirnos. Los muchachos hicieron todo para ganar. Es un ambiente muy especial. La fanaticada, el equipo, la ilusión. Agradezco a mi familia que me apoyó. Vamos con todo a la Serie del Caribe”.
  • Yohander Méndez, autor de la mejor exhibición de pitcheo en la Gran Final. “Teníamos que ganar el sexto juego para que hubiera séptimo. Salimos con hambre de ganar porque era el juego que necesitábamos. Estaré presente en la Serie del Caribe para buscar más victorias”.
  • Carlos Pérez, receptor: “Esto era lo que queríamos y lo logramos. Hoy nos mantuvimos enfocados César Jiménez y yo. Luego vinieron los relevistas, quienes mantuvieron el enfoque y no se salieron de la página”.
  • César Jiménez, abridor del séptimo juego en su apertura final en la LVBP. “Gracias a Dios y a la gerencia del Magallanes por darme la oportunidad de ganar la única Final de mi carrera en Venezuela. Le dije a mi receptor Carlos Pérez que hiciéramos nuestro trabajo y fuésemos agresivos y que a la vez le cayéramos encima a los bateadores de Caribes. Creo que pude ir más lejos, pero el mánager tomo la decisión de recurrir al bullpen. De todos modos, estoy feliz. Mi familia vino a verme desde mi Cumaná natal. Estuvo conmigo en mi despedida”.
  • Junior Guerra, lanzador. “Cada vez que me pongo una camiseta es para dar lo mejor de mí. En cada juego se aprende. El Magallanes confirma que en la unión está la fuerza. El compromiso de todos fue grande. Aprovecho para anunciar que estaré en Santo Domingo”.
  • Wilfredo Romero, mánager del club, debutó vio y venció. “Se hizo un gran trabajo. Simplemente le doy gracias a Jesucristo. Aprendí a jugar con hombres y muchachos hambrientos de ganar. Y estoy muy feliz por la relación que establecí con mis jugadores. Pablo Sandoval, Gabriel Noriega y Alberto González me ayudaron mucho a hacer más efectiva esa comunicación”.
    Bruce Rondón, salvador de tres juegos en la Serie Final. “La mejor experiencia de mi vida, esperé muchos años por esto. Es lo que yo esperaba en toda mi carrera. De verdad le doy gracias a Dios por todas las oportunidades que me dieron. No estaba pendiente de los bateadores, solo de sacar mis tres outs. No estaba pendiente de los corredores. Dimos todo en el terreno y vaya mi agradecimiento a Pablo Sandoval, quien es un líder dentro y fuera del campo. Me apoyó, me motivó. Es mejor acá adentro que en el terreno. En esta temporada maduré. Ya no soy tan impulsivo. Escuché los consejos de Pablo y mejoré mi actitud. Esta ha sido mi mejor campaña, pese a tener una tremenda responsabilidad. Es difícil ser el cerrador del Magallanes. Es grande ese peso. Mucha fanaticada pendiente de ti. Espero redondear este año con una buena actuación en Santo Domingo”.
  • Anthony Vizcaya, ganador del juego bonito con gran relevo de dos innings. “La adrenalina y el apoyo de mi familia fueron fundamentales para mí. Desde el quinto inning estuve en el bullpen. Luis Carlos Rivera, nuestro coach de pitcheo me dijo, ‘eres el caballo. Gana el juego’. Desde el primer día de prácticas me enfoqué en tener una buena campaña. Me enfoqué en atacar, a los bateadores, lanzar el primer pitcheo en strike y sacar rápido el primer out de mis relevos. Wilfredo Romero ha sido uno de mis mejores mánagers. La comunicación fue fluida. Por otra parte, he trabajado para volver al Beisbol Organizado, para una nueva oportunidad. Espero que con la madurez que he adquirido pueda llegar a Grandes Ligas”.
    Gabriel Noriega, campocorto. Este equipo tiene química y sabe remontar. Vivo una gran emoción. Desde que empezamos la campaña fuimos un equipo unido, una familia. El mánager Wilfredo Romero siempre habló conmigo. Tuvimos una gran comunicación”.
  • Leonardo Reginatto, firmante de tremenda temporada. «He coronado un sueño personal, ser campeón en Venezuela. Le pudimos a ganar a Caribes, un gran equipo. Sabíamos que teníamos equipo para ganar. Somos guerreros. Ahora debemos mantener la tónica en la Serie del Caribe».
  • Russell Vásquez, coach de banca. «Este fue el juego más importante de mi carrera. Teníamos un plan que supimos ejecutar. Tuvimos confianza en los muchachos. Sé que el boleto intencional a Niuman Romero fue cuestionado por embasar la carrera del gane. Lo que no se sabe es que el propio Bruce Rondón pidió ese boleto para enfrentar a Willians Astudillo, quien en su regreso a Puerto La Cruz estaba muy ansioso. Y nosotros sacamos partido a su ansiedad”.
  • Alberto González tenía un motivo muy especial para celebrar. “Por primera vez en mi carrera de 17 años al fin sé lo que es ganar un campeonato. 17 temporadas para esperar este momento tan maravilloso que tanto quería. Estoy contento y orgulloso de mí mismo. Pude tener una tremenda temporada, un tremendo playoff. En la final no estuve bien, pero no tengo excusas, lo importante era que ganara el equipo, y quedamos campeones. Todos los méritos al mánager, me dio toda la oportunidad, toda la confianza del mundo. Incluso hoy cuando me sacó del turno le di las gracias. ‘Gracias por darme la confianza con las bases llenas’. Fallé, pero confió en mí, lo había hecho toda la temporada, a pesar mi lesión, pero no pongo excusa, no pude ayudar al equipo en ese turno, pero yo sé que sí lo ayudé jugando en tercera, porque al verme en el lineup los muchachos se iban a emocionar. Siempre ayudo a los jugadores jóvenes y a los experimentados. Gracias a Pablo Sandoval siempre, tuvo mi apoyo, siempre le comentaba él ‘mira, quiero hacer esto’, y siempre me dijo que me apoyaba, nunca me dio la espalda. Lo admiro”.
  • Ángel Reyes, autor del jonrón ganador. “Mi sentimiento era ganar. Cada quien aportó lo mejor de sí. El mánager y la gerencia confiaron en mí. Y les respondí”.
  • Luis Carlos Rivera, coach de pitcheo. “Era una tarea bien difícil ganar dos en Puerto La Cruz, porque sabíamos de la capacidad de Caribes. Pero confiamos en nuestro pitcheo. En los juegos seis y siete, nuestro pitcheo se comportó de una manera increíble y nos pudimos llevar el campeonato. Siempre un campeonato se va a disfrutar al máximo. Tenía tres años viniendo aquí, ansiaba este título y se logró. Doy las gracias por regresar una vez más a la directiva, al cuerpo técnico y a Willie (Wilfredo Romero) sobre todo porque es una persona extraordinaria, un mánager increíble. Confió en todo momento en nosotros, y gracias a eso salimos adelante. Wilfredo es excelente ser humano, una persona increíble, que da todo por su equipo. Habla con todos, desde el clubbie, hasta los bat boys, a todos los trata por igual. A todo el grupo le guarda un respeto increíble y eso es algo muy importante en un equipo”.
  • Luis Blasini, gerente deportivo de la nave. “Nosotros no vamos a decir que estamos en desventaja porque nunca nos sentimos así. Jugamos contra un lineup con nueve peloteros con experiencia de Grandes Ligas y fuimos capaces de ganar, gracias al trabajo del pitcheo y a la compenetración que tenemos como equipo, un gran trabajo de todo el grupo y los jugadores. Muy feliz porque el último campeonato lo habíamos ganado bajo mi gestión, en 2014. Volvimos, y aquí estamos, fuimos primer lugar en ronda eliminatoria, y también en Round Robin empatados. Ganarle a Caribes en su casa no es fácil. La limitación de la OFAC es lo más difícil. Buscar no los nombres, sino los hombres y que tengan las agallas, como los tuvo el mánager para bolear a Niuman Romero y poner la de perder en primera y aun así ganar el juego. Somos merecidos campeones”.
  • Giuseppe Palmisano, presidente de la LVBP. “Estoy orgulloso de esta Gran Final. Caribes es el equipo de la década, lo demostró. Pero el Magallanes se repuso a todos los problemas generados por la OFAC. Se observa el esfuerzo realizado. Se merecen la devolución de su licencia para operar como Dios manda. Lo mismo vale para Tigres de Aragua. Luchamos para hacer una mejor LVBP. Y en lo personal este título representa un doble orgullo por ser parte del Consejo Directivo del Magallanes”.

Diego Contreras

Estudiante de Comunicación Social, redactor digital, con desempeño en las áreas de critica, escritura, periodismo y gestión digital.

Redactor de fútbol en Pantalla Deportiva

View All Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.