Greimer Valero, enfocado en formar sin quitarle la vista a su carrera como jugador

Greimer Valero, formando talentos mientras sigue activo en Perú
Valero y Mussett junto algunos de los niños de la Academia Basketball School Zona27

Greimer Valero es un ala-pívot que hace casi cuatros años tomó la decisión de continuar su carrera en Perú, conversamos con el mirandino acerca de lo que ha sido su carrera en suelo Inca y el trabajo que viene haciendo con la Academia Basketball School Zona27  junto con su compatriota César Mussett.

Humberto Contreras (@HumberCV).-

Valero partió a Perú a mediados de 2018, “vine a Perú por recomendación de Gregory Curvelo, para jugar la Liga Nacional.”

“Jugué con Reimer Machado y Curvelo, nos dirigió Jean Carrasco, el nivel me sorprendió gratamente, enfrentamos jugadores norteamericanos, cubanos, colombianos, europeos y otros venezolanos”, comenta Greimer Valero sobre su primera experiencia en Perú.

Tras su debut en Perú, Greimer comenzó a dividir su tiempo entre jugar y comenzar a entrenar a jóvenes.

“Siempre me ha gustado enseñar a los más pequeños, aquí llevo un par de años como entrenador en una institución educativa, mientras que sigo activo como jugador, participando en torneos en todo el país”, acota.

Desde mediados del año pasado, Greimer trabaja en la Academia Basketball School Zona27, junto con el también venezolano César Mussett.

“Como comenté antes, siempre me he interesado por enseñar a los más jóvenes, desde que llegué aquí tenía mi escuela de basket y César me propuso el año pasado unirnos en su academia, que está en una ciudad donde se juega más baloncesto”, apunta sobre el trabajo con la Escuela que se funciona en la ciudad de Huancayo.

Aunque el baloncesto en Perú no es el deporte más practicado, Valero indica que si tiene una buena cantidad de seguidores, sobre todo entre los jóvenes “aquí en Perú los niños aman el baloncesto, viven baloncesto, pero son contados los buenos entrenadores”, acota consciente también en que hay muchas cosas por mejorar.

“No hay continuidad después de los Juegos Escolares, allí termina la carrera de la mayoría de los jugadores peruanos, a los 17 años, aquí hay Juegos Escolares donde entran 8.000 personas de público, algo que me parece impresionante”, agrega.

El pívot de  29 años de edad y 2.03 metros de estatura piensa seguir activo como jugador por mucho tiempo más y no descarta regresar a jugar en Venezuela, aunque por ahora su prioridad está en Perú, “jugar en Venezuela siempre va a hacer una opción, pero aquí hice una familia y tengo que pensar en su bienestar primero” finaliza.

Suscríbete a nuestro boletín y mantente al día con la información deportiva:

Humberto Contreras

Coordinador de baloncesto. Experiencia como redactor deportivo en medios impresos y digitales, cubriendo las fuentes de baloncesto, fútbol y béisbol, entre otras.

View All Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.