Jóvenes en la hípica: Rafael Ruiz Blanco

Jóvenes en la hípica: Rafael Ruiz BlancoNacido en Venezuela y crecido entre Argentina y Panamá, Rafael Ruiz Blanco desarrolló su afición a la hípica desde temprana edad, gracias su padre y abuelo.

A sus 22 años, Ruiz Blanco se inició como propietario de purasangres con el ejemplar “Queen Grace” en Panamá. Su hipódromo favorito es el de Buenos Aires, Argentina. “Una joya arquitectónica digna de admirar” menciona el joven inversionista hípico.

“La hípica es un deporte que requiere de esfuerzo en equipo. Pero mucha gente no lo ve así. Hay una mala percepción de parte de la sociedad sobre la hípica. Muchos solo lo ven como un vicio que te puede llevar a la quiebra”, indica Rafael.

“Un Stud de Caballos es como un club de futbol. Si no tienes buenos jugadores, infraestructura, entrenadores y veterinarios, nunca vas a obtener victorias. No todo es suerte”, agrega Ruiz

Desde su punto de vista, la hípica en América Latina se puede estar extinguiendo.  Considera que hace falta crear cultura en las jóvenes generaciones para impulsar la hípica.

“Panamá es la cuna de los mejores jinetes del mundo. Muchos jóvenes de bajos recursos ven la profesión de jockey como una forma de salir de la pobreza y obtener una mejor calidad de vida. Aparte, la hípica genera muchos empleos. Gracias a la hípica, las familias de los entrenadores, veterinarios y cuidadores de caballos obtienen ingresos que les permiten subsistir”.

Para finalizar, Rafael Ruiz Blanco menciona que uno de sus sueños es lograr una victoria en el Clásico del Caribe. Y por qué no, en un futuro no muy lejano, tener un caballo en el Kentucky Derby de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *