Natación: cómo cuidar tu traje de baño

Cuidado del traje de baño
Es importante cuidar bien nuestro traje de natación – Infografía: Arenawaterinstinct
El cloro utilizado en las piscinas es destructivo para la ropa y sus costuras. Este prácticamente se va comiendo las costuras. La licra del traje de baño tampoco es la excepción

Por Jean P. Contreras D.@jpcdweb

En la actualidad, los precios en las tiendas de accesorios deportivos en algunos países tienen unos importes demasiados altos como para darse el lujo de reponer la vestimenta y utensilios con facilidad o cierta periodicidad.

Por ello, si practicas la disciplina deportiva de la natación en piscinas, acá te dejamos algunos consejos:

– Una buena idea es que cuando hayas finalizado tu sesión de entrenamiento o nado, procedas a limpiar el traje de baño con abundante agua, ya sea en la misma ducha mientras te aseas o bajo un chorro de agua. Por ejemplo, en el lavabo.

– Hay quienes solo dejan el traje de baño remojando en agua fría o fresca para que buena parte del cloro finalmente se quede en el recipiente y no en la pieza deportiva. Esta acción no debe superar los cinco minutos.

– Algunas personas utilizan champú, jabón liquido o neutro (como sustituto del detergente) para lavarlos a mano y así no destruir tanto la licra haciendo uso de la lavadora.

– Por último, está la forma tradicional pero la menos recomendada, es limpiarlo en la lavadora pero algunas máquinas dañan el tejido y posiblemente esta sea la última opción a elegir.

Otros consejos
En caso que nades muchos días u horas a la semana o el cloro de la piscina sea muy concentrado, te aconsejamos no solo cuidar bien tu traje de baño sino ver la posibilidad de poseer dos piezas. Así los alternas durante la semana o utilizar uno diferente cada semana.

Lo importante es que de tu traje de baño sea extraída la mayor cantidad de cloro o el agua de la piscina.

Siempre que laves tu traje de baño no olvides dejarlo secar bien (preferiblemente a la sombra y en un lugar con ventilación) ya que no es conveniente guardarlo húmedo.

Si sigues estos consejos posiblemente ahora tu traje de baño dure un poco más que antes y tu bolsillo te lo agradecerá.

Igualmente, deberás al menos remojar los demás utensilios que uses al momento de nadar: lentes, gorro de nado, aletas, flotadores, protectores, entre otros.

Un traje de baño bien cuidado te puede durar mucho tiempo pero el reemplazo dependerá de varios factores como la marca o calidad, uso o abuso, cuidado o maltrato, entre otros. Solo el tiempo lo dirá.

Recuerda hacer uso racional el agua. Es decir, utilizarla pero sin malgastarla ni usar de más.

loading…


Jean P. Contreras D.

Profesional de la comunicación social, el mercadeo, el periodismo, la imagen y las redes sociales. Apasionado por el grafismo, la infografía, la tecnología y los videos.

Colaborando desde el año 2011.

View All Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *